Caldo de pata de res guatemalteco

Este es un platillo típico guatemalteco servido a la hora de almuerzo un domingo. Su fama es debido a su delicioso sabor, ideal para compartir con la familia y amigos.

Sopas
10 Porciones

Esta es una sopa tradicional que se elabora con ingredientes básicos como las patas de res, verduras y especias. Esta receta es muy popular en la región y se consume como plato principal durante el almuerzo o la cena. El caldo de pata es conocido por su sabor fuerte y contundente sabor, y por ser un platillo reconfortante que se consume especialmente en épocas de frío.

Para preparar esta receta, se requiere de un proceso de cocción lento y cuidadoso que permite extraer el sabor y los nutrientes de las patas de res. Es común que se acompañe con arroz, aguacate, limón y chile, también que se sirva caliente en platos hondos. Además, es un platillo que se ha transmitido de generación en generación y que forma parte importante de la gastronomía guatemalteca.

Historia del caldo de pata

Es un platillo que ha sido parte de la cultura y la gastronomía guatemalteca durante décadas. Su origen se remonta a la época colonial, cuando los españoles introdujeron el consumo de carne de res en la región. Sin embargo, fue la población indígena la que comenzó a utilizar las patas del animal para elaborar una sopa nutritiva y reconfortante que se ha mantenido hasta nuestros días.

Una anécdota interesante sobre el caldo de pata es que, en algunos lugares de Guatemala, se considera un remedio casero para aliviar el dolor de articulaciones y huesos. Se dice que las propiedades del colágeno y el cartílago presentes en las patas de res pueden tener un efecto beneficioso en la salud de las personas. De hecho, muchas personas mayores acostumbran a consumir caldo de pata con frecuencia para mantener su salud y prevenir enfermedades relacionadas con el envejecimiento.

Además, el caldo de pata es un platillo que se ha vuelto muy popular en toda Centroamérica, especialmente en países como Honduras, El Salvador y Nicaragua. Cada región tiene su propia versión de la receta, pero en general, se trata de una sopa sustanciosa y nutritiva que se disfruta en cualquier época del año. Aunque no es un platillo que se encuentre fácilmente en los restaurantes internacionales, el caldo de pata es una muestra más de la riqueza culinaria y cultural de Guatemala y de la región centroamericana en general.

Consejos de preparación

Si quieres preparar un delicioso caldo, es importante que tengas en cuenta estos consejos para lograr un resultado perfecto. Primero, asegúrate de comprar patas de res frescas y de buena calidad en una carnicería de confianza. También es importante que limpies bien las patas antes de cocinarlas y que las cocines a fuego lento por varias horas para lograr un caldo sabroso y nutritivo.

Además, no olvides agregar las especias y verduras adecuadas para darle sabor y aroma a la sopa. Por último, recuerda que el caldo de pata es un platillo que se sirve caliente y que puedes acompañar con arroz, aguacate, limón y chile para darle un toque de frescura y picor. Con estos tips, podrás preparar un delicioso caldo que seguro será todo un éxito en tu mesa.

Ingredientes

4 libras de Pata

3 libras de Panza

Cilantro

1 Repollo

2 Güisquiles

1 Cebolla mediana

1 Chile pimiento

4 Tomates

3 Dientes de ajo

3 Papas y una yuca

1 Chile guaquee

2 Elotes grandes

Consomé de res

Pimienta negra molida

Preparación

Paso 1 : Lavas las 4 libras de pata y las 3 libras de pansa (corta la pansa en trozos del tamaño que gustes). Es preferible lavarlas con limón y sal.

Paso 2 : Pones a hervir agua en una olla grande y coloca la pata., se formara una espuma al hervir,  debes  retirarla con una cuchara,  para que no tenga mal sabor  el caldo.

Paso 3 : En otra olla has el mismo procedimiento de hervir agua y agrega la pansa. (Cambia dos o tres veces el agua de la pansa para eliminar toda las bacterias).

Paso 4 : Cortas el chile pimiento y la cebolla en trozos del tamaño que gustes, de la misma manera cortas en trozos los elotes, la yuca, el repollo, los guisquiles del tamaño que tu gustes.

Paso 5 : En un sartén a fuego lento colocas el chile pimiento, cebolla, 4 tomates enteros, los 2 ajos, el chile guaque y déjalos asar. Cuando ya estén asados debes  licuarlos, agregas todo lo que fue asado en el vaso de la licuadora, agrégale agua y licua.

Paso 6 : Luego de que la pansa haya hervido dos o tres veces, escurres el agua  y la cortas en cubos para luego colócala en la olla que contiene las patas. Condimenta con el consomé de res, pimienta negra y sal a tu gusto.

Paso 7 : Con la pata y la pansa hirviendo en la olla con un colador agregas la salsa que tienes en la licuadora.

Paso 8 : Agregas a la olla los trozos de elote y déjalos que se cocinen por 10 minutos. Pasados los 10 minutos, agregas el güisquil y las papas, esperas 5 minutos para agregar el resto de verduras. Por ultimo cortas el cilantro y  lo agregas al caldo. Esperas unos minutos y está listo para servir.