Caldo de gallina

El caldo de gallina es un plato típico de la comida guatemalteca. Normalmente se sirve con verduras, arroz y tortillas de maíz, y la gallina se cocina previamente para resaltar su sabor. No podemos olvidar las gotas de limón al final, ya que le otorgan un toque especial al caldo.

Sopas
2 horas
Hervido
6 Porciones

La combinación de ingredientes frescos como verduras, arroz y tortillas de maíz, junto con la gallina asada previamente, conforman un sabor exquisito y reconfortante.

Las gotas de limón al final resaltan los sabores, aportando un toque distintivo a esta tradicional receta guatemalteca.

Ingredientes

1 Gallina entera

3 litros de Agua

1 libra de Papas

2 Güisquiles tiernos pequeños

3 Tomates grandes

1 Cebolla mediana

6 Ajos grandes

1 Manojo de tallos de cebolla

12 Ramitas de hierbabuena

1 pizca de Sal

Preparación

Paso 1 : En una olla grande, hervir en 3 litros de agua un manojo de tallos de cebolla atados, una cebolla entera, ajos pelados y tomates partidos por la mitad.

Paso 2 : Una vez que hierva, agregar la gallina entera y limpia, cocinar con suficiente sal durante tres horas y media.

Paso 3 : Revisar la carne de la gallina de vez en cuando para asegurarse de que esté bien cocida.

Paso 4 : Añadir las papas y los güisquiles en trozos al caldo 30 minutos antes de que termine la cocción.

Paso 5 : Agregar la hierbabuena al final.

Paso 6 : Partir la gallina en piezas grandes y asarla a la brasa, en parrilla o sofreír en aceite.

Paso 7 : Colocar una pieza en cada plato al momento de servir.

Paso 8 : Acompañar el caldo con guarniciones como aguacate, chile picante, naranja agria y arroz.