Caldo de arvejas

Esta deliciosa Sopa de Arvejas es ligera, fácil, reconfortante y rápida. Un rico caldo ideal para la cena, especialmente en las noches frescas.

Sopas
1 hora
Hervido
6 Porciones

Tiene sus raíces en la tradición culinaria de la región, donde las arvejas son un ingrediente fundamental en la dieta cotidiana.

El significado de este caldo va más allá de su sabor reconfortante, representa la unión y el compartir a través de la comida.

Ingredientes

400 gramos de Arvejas

1 Cebolla

1 Puerro

1 Patata

1 litro de Caldo de verduras

100 mililitros de Crema de leche

1 pizca de Sal

Pimienta negra molida

Preparación

Paso 1 : Lava el puerro, la cebolla y las arvejas. Pica el puerro en rodajas finas y la cebolla en cuadrados pequeños o medianos, ya que después de cocinarse serán procesados.

Paso 2 : Coloca el puerro y la cebolla en una sartén con un poco de aceite de oliva y deja cocinar hasta que la cebolla esté translúcida.

Paso 3 : Pela la patata y córtala en cuadrados pequeños.

Paso 4 : Una vez que la cebolla esté transparente, pasa a una olla y agrega el caldo de verduras junto con la patata.

Paso 5 : Salpimienta al gusto y deja hervir hasta que la patata esté blanda pero que no se desarme al pincharla.

Paso 6 : Agrega las arvejas y deja cocinar hasta romper hervor.

Paso 7 : Rectifica la sazón y procesa o licua la sopa de arvejas.

Paso 8 : Sirve en platos para sopa y vierte nata al gusto. ¡Buen provecho!