Plátanos en mole guatemaltecos

En este exquisito platillo se unen los ingredientes de dos continentes, pero el actor principal es el chocolate de origen Maya, unido al ajonjolí, chiles y canela traídos por los españoles, y esa deliciosa mezcla se une a tajadas de plátano frito.

Repostería
2 horas
Frito
6 Porciones

Los plátanos en mole son un platillo tradicional de la cocina guatemalteca que combina la dulzura de los plátanos maduros con la complejidad de un mole elaborado con una mezcla de especias y chiles.

Es una salsa espesa y rica que se elabora a partir de diversos ingredientes, como chiles, semillas, especias, pan y chocolate.

Es un plato muy sencillo de preparar, pero requiere tiempo y paciencia para cocinar el mole a fuego lento hasta que adquiera la textura y sabor adecuados.

Los plátanos se pelan y cortan en rodajas gruesas, se fríen ligeramente y se mezclan con el mole para que absorban su sabor y textura.

Algo de su pasado

Se remonta a la época prehispánica de la región, cuando las culturas indígenas utilizaban el maíz y otros alimentos básicos para preparar una variedad de platillos.

El mole también tiene sus raíces en la cultura prehispánica, donde se elaboraba una salsa de chiles y semillas que se utilizaba para acompañar carnes y otros alimentos.

Con la llegada de los españoles y la introducción del chocolate, el mole comenzó a evolucionar hacia la versión más compleja que conocemos hoy en día.

Consejos de preparación

Asegurarse de que los plátanos estén bien maduros para que su dulzura complemente el sabor del mole.

Utilizar un mole de buena calidad o prepararlo desde cero con ingredientes frescos y de alta calidad, cocinar a fuego lento.

También es importante no freír los plátanos por mucho tiempo para que no se ablanden demasiado y pierdan su textura crujiente.

Servir caliente junto con arroz y frijoles para una experiencia auténtica de la cocina regional.

Ingredientes

6 Plátanos maduros

Aceite para freír

60 gramos de Ajonjolí

60 gramos de Pepitoria

2 Champurradas

1 Chile pasa

1 ½ libra de Tomates

1 Raja de canela

1 taza de Agua

250 gramos de Chocolate en tableta

¼ taza de Azúcar

1 pizca de Sal

Preparación

Paso 1 : Fríes  las rodajas de plátano, las reservas.

Paso 2 : En una olla, colocas tomates cortados en cuatro, chiles pasas y canela, a fuego lento.  Dejas enfriar y retiras la cáscara de los tomates.

Paso 3 : En una sartén caliente, doras primero ajonjolí y luego pepitoria.

Paso 4 : En la licuadora, viertes tomates, chiles pasa, canela, ajonjolí, pepitoria, y las champurradas.  Licúas.

Paso 5 : Viertes el recado anterior, en una olla de tamaño adecuado, para contenerlo, agregas las tabletas de chocolate, y dejas hervir a fuego lento, moviendo constantemente, hasta que el chocolate esté fundido completamente.

Paso 6 : Agregas los plátanos fritos, para que absorban el sabor a la salsa y dejas enfriar para servir.

Paso 7 : Al servir puedes decorar con ajonjolí dorado a cada plato.