Frijoles rojos

Los frijoles rojos son un plato sumamente completo y sabroso, cargado de tradición y sabor. El chicharrón aporta una intensidad y un gusto que complementa de manera extraordinaria la delicia de este plato, convirtiéndolo en el favorito en las mesas de los comensales en este país.

Plato Principal
2 horas
Hervido
6 Porciones

Es una receta tradicional que ha perdurado a lo largo del tiempo.

¡Esperamos que sea de su agrado y que la preparen con mucho amor y pasión en la cocina!

Ingredientes

1 kilogramo de Frijoles rojos limpios

½ kilogramo de Tomate

200 gramos de Miltomate (tomatillo de cáscara)

3 Dientes de ajo

1 Cebolla picada en cubos pequeños

2 tazas de Chicharrón de cerdo

200 gramos de Ayote (auyama o calabaza)

1 pizca de Sal

1 pizca de Pimienta

Preparación

Paso 1 : Previa a la cocción deberás colocar los frijoles en remojo de un día para el otro. Quitándole primero las partículas que tenga, luego los lavamos con abundante agua y procedemos a dejar en remojo

Paso 2 : Al día siguiente cambiamos el agua de los granos y los colocamos en una olla de presión o express con agua.

Paso 3 : Agregamos una pizca de sal y los cocinamos por 30 a 40 minutos o hasta que estén blanditos

Paso 4 : Seguidamente colocamos a calentar una sartén y sofreímos en aceite bien caliente el tomate, ajo, la cebolla y los miltomates que ya deben estar lavados y cortados en cuadros pequeños.

Paso 5 : Cuando estén totalmente suaves vamos a apartar del fuego y dejamos que se enfríen y luego procedemos a licuarlos con un poco de agua

Paso 6 : Ahora vamos a tomar el ayote (auyama) y le retiramos toda la cáscara para proceder a cocinarlos por unos 15 minutos o hasta que estén suaves. Agregamos sal al gusto. Cuando estén listos reservamos

Paso 7 : Cuando los frijoles estén blandos procedemos a incluir el licuado de los vegetales, el ayote y el chicharrón que debe estar previamente partido en trozos medianos.

Paso 8 : Seguimos cocinando durante unos 20 minutos más hasta que los ingredientes están combinados y los chicharrones se ablanden. Por último sazonamos con sal y verificamos la sazón