Carne guisada guatemalteca

La carne guisada es uno de los platillos guatemaltecos que no pueden faltar en la mesa de los hogares. Es muy sencilla de preparar y siempre es un deleite para tu familia.

Plato Principal
6 Porciones

La carne guisada guatemalteca es un platillo tradicional de la cocina guatemalteca que ha sido disfrutado por generaciones. Se trata de un guiso de carne de res cocida a fuego lento en una salsa espesa y aromática que contiene una variedad de ingredientes y especias típicas de la región. Esta receta es muy popular en nuestra región, ya que es una opción deliciosa y reconfortante para cualquier comida del día. La carne guisada se puede servir como plato principal acompañado de arroz, frijoles y tortillas recién hechas, o incluso como relleno para tacos o empanadas.

La preparación de esta receta es bastante sencilla, aunque requiere tiempo y paciencia para lograr la textura y sabor adecuados. Se comienza cocinando la carne en una olla grande con aceite hasta que se dore, luego se agrega cebolla, ajo, tomate, chile y una variedad de especias como comino, pimienta y cilantro. El guiso se cocina a fuego lento durante varias horas, permitiendo que los sabores se mezclen y la carne se ablande. El resultado es un platillo sabroso y reconfortante que se ha convertido en un clásico de la cocina guatemalteca.

Historia de la carne guisada

La receta tiene raíces profundas en la cultura culinaria maya y ha evolucionado a lo largo de los siglos, influenciada por las tradiciones españolas y africanas. En el pasado, los mayas cocinaban carne en grandes ollas de barro sobre fuego abierto, utilizando hierbas y especias locales para dar sabor al guiso. Con la llegada de los españoles, se introdujeron nuevos ingredientes como cebolla, ajo y tomate, que se convirtieron en parte fundamental de la receta.

Una anécdota interesante sobre la carne guisada guatemalteca es que, durante la época colonial, la receta se utilizaba a menudo para alimentar a los esclavos africanos en las plantaciones de caña de azúcar. La carne guisada se preparaba en grandes cantidades en ollas de hierro fundido y se servía con tortillas recién hechas y frijoles. Con el tiempo, la receta se popularizó en toda la región y se convirtió en un platillo típico de la cocina guatemalteca.

Se sirve tradicionalmente en ocasiones especiales como bodas y fiestas. La preparación de esta receta es un proceso que requiere tiempo y paciencia, y se considera una muestra de amor y cuidado hacia los invitados. En estas celebraciones, el platillo se sirve en grandes ollas de barro y se acompaña con una variedad de guarniciones, como arroz, frijoles y tortillas. La carne guisada guatemalteca es una parte importante de la cultura culinaria del país y un ejemplo de cómo la comida puede unir a las personas en momentos importantes de la vida.

Consejos de preparación

Para preparar esta deliciosa receta, es importante tomar en cuenta algunos consejos y sugerencias. Primero, es recomendable usar una buena calidad de carne, preferiblemente cortes de carne de res como falda, arrachera o tapa. Es importante cocinar la carne a fuego lento para que se ablande y se impregne bien de los sabores de la salsa. También se recomienda agregar los ingredientes poco a poco para permitir que los sabores se mezclen adecuadamente. Por último, se puede ajustar la cantidad de chile y otras especias según el gusto personal, ya que la carne guisada guatemalteca puede ser un platillo picante. Con estos consejos, se puede preparar deliciosa y auténtica comida en casa.

Ingredientes

2 libras de Carne de res (lomo)

3 cucharillas de Aceite

1 ½ cucharilla de Canela en polvo

1 ½ cucharilla de Tomillo en polvo

3 Clavos de olor machacados

½ cucharilla de Pimienta molida

3 Hojas laurel

4 Dientes de ajo

1 Cebolla

10 Tomates

2 Chiles pimientos rojos

½ Pan francés remojado

3 Zanahorias cortadas en rodajas

2 Papas grandes cortadas de la misma forma que la zanahoria

1 pizca de Sal

Preparación

Paso 1 : Primero, asas los tomates, la cebolla, el ajo y los pimientos.

Paso 2 : Licuas todo lo asado previamente junto con el pan remojado, la canela, los clavos, el tomillo y algo de sal.

Paso 3 :  Cortas las papas y zanahorias en cuadros medianos.

Paso 4 : Fríes  la carne en el aceite con el laurel, la pimienta y algo de sal.

Paso 5 : Cuando esté dorada la carne, agregas la salsa.

Paso 6 : Una vez esté suave la carne, añades la zanahoria y la papa.

Paso 7 : Agregas los últimos ingredientes, esperas que se cuezan.

Paso 8 : De vez en cuando, pruebas para ver que esté bien de sabor.

Paso 9 : Finalmente, sirves con arroz blanco y tortillas calientes.