En la cocina guatemalteca está presente la influencia del Imperio maya y el dominio español, que se encuentran en el pulique cuyo sabor especial lo proporciona el apazote, una planta conocida por los aztecas y mayas, quienes la utilizaban como condimento.

El origen de este platillo es precolombino, y cuenta con un ingrediente principal que es la masa de maíz, recordar que la base de la comida maya era el maíz y los mayas eran una sociedad agrícola, por eso son conocidos como ?hombres de maíz?.

Según los historiadores, los mayas antes del siglo XV preparaban guisados de legumbres con carne de venado de cola blanca, que obtenían mediante la caza; el pavo o guajolote que domesticaban; aves, que además de servir para la alimentación representaban conceptos, significados especiales y valores religiosos; tepezcuintles.

Las carnes se cocinan con los condimentos simultáneamente, según una preparación maya, a diferencia de la preparación de guisos, donde la carne se dora primero en aceite para agregarle muchos condimentos; el pulique evita el aceite.

El pulique se sirve en una escudilla de barro o plato hondo y se acompaña con tortillas, o tamalitos para que absorban la rica salsa. Al igual que durante la época maya, el maíz sigue presente como alimento básico.

Un pueblo indígena maya proveniente de las tierras altas del occidente de Guatemala, en algunas celebraciones prepara el pulique como platillo tradicional a base de masa de maíz molido y licuado de tomate cocidos junto con carne de gallina o pollo. Lo acompañan con atoles de maza.