Este plato tradicional del pueblo Guatemalteco tiene orígenes prehispánicos. Por esta razón, presenta un color rojo que rememora o representa la sangre que utilizaban los antepasados para sus ceremonias o ritos. Esta comida maya q´eqchi´, que se deriva de la palabra q’eqchi’ kak significa rojo e ik caliente, cobró diversos cambios en sus colores debido a los ingredientes que los españoles llevaron al Nuevo Mundo.

Este platillo se sirve tradicionalmente con arroz para agregar al caldo. Además, se le añade unos pequeños tamales de masa de maíz sazonados sin nada más que sal, que son llamados en este país "blancos" o "pochitos".

El Kak Ik es una comida tan llena de cultura y tradición en Guatemala que en el año 2007 fue declarado parte del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Nación. Y, a pesar que la receta presenta variaciones regionales, la forma tradicional de la región de Las Verapaces incluye chompipe, ajo, cebolla, hierba buena, cilantro y hojas de zamat y el color rojo se debe al Achiote molido que se le añade a la preparación.

Los guatemaltecos generalmente acompañan este platillo con arroz, tamalitos blancos envueltos en hoja de maxán, chile y una bebida de cacao. Lo que lo ha hecho del Kak Ik una de las comidas más consumidas en el país.