Halloween en los Estados Unidos es la oportunidad perfecta para comprar disfraces monstruosos, organizar fiestas con temática de terror y pasar las tardes dentro de casas embrujadas de las que se te pondrá a prueba para salir. Los niños no pueden evitar disfrazarse y, en la noche del 31, ir de casa en casa preguntando "¿Truco o trato?", el gemelo extranjero de nuestro "truco o trato", trayendo a casa montañas de dulces y caramelos. Obviamente en Estados Unidos, las calabazas talladas son el amo. Para los verdaderos fanáticos, el destino a alcanzar es Salem, en Massachusetts, famosa por la caza de brujas y, durante todo el mes de octubre, rebosante de eventos relacionados con la brujería y el esoterismo.

Según los guatemaltecos, en la noche del 31 de octubre, las almas de los muertos salen de sus tumbas, por lo que es el momento perfecto para limpiar y arreglar las lápidas con la Flor de los Muertos, un capullo amarillo que florece sólo una vez. En los días siguientes, 1 y 2 de noviembre, se acostumbra preparar Fiambre, un plato tradicional picante hecho con una variedad de ingredientes como carne, salchichas, verduras y especias, en memoria de los seres queridos.

Los más jóvenes están obviamente excluidos de esta práctica y así, en Petén, la región más grande de Guatemala, suelen pasar la noche llamando a las puertas y pidiendo Ixpasà, una bebida hecha de maíz negro, también utilizada para hacer los típicos dulces en forma de cara en los que se pone una vela.