Guatemala, es la nación centroamericana más septentrional de la región. Su clima es tropical con muchas montañas y fértiles llanuras costeñas, que enriquecen la biodiversidad del país y fomentan la producción agrícola. Es muy conocida por su herencia maya, donde la mayoría de la población pertenece a este grupo étnico.

La gastronomía guatemalteca es una fusión de estilos culinarios precolombinos con influencia de la cocina europea, lo cual genera una variedad de recetas que se elaboran con ingredientes locales y otros productos que provienen de otras latitudes.  Por ello al hablar de comida vegetariana en Guatemala, en cierta forma es un tema sencillo, ya que es posible adaptar muchos de los platos tradicionales a un estilo que procura estar en armonía con la naturaleza, donde se evita el consumo de carnes y lácteos.

Al hablar de recetas adaptadas nos encontramos un kak'ik hecho con tofu ahumado en vez de carne de pavo, aromatizado con abundante cilantro, achiote y chiles. También puede disfrutar de unos chiles rellenos con chorizo de soja y queso vegano. Si es fanático del maíz, no deje de probar los deliciosos tamales de chipilín acompañados con crema agria, o las pupusas, unas tradicionales tortillas de maíz rellenas que bien podrían servirse con un guiso de calabaza o unos ricos frijoles refritos, sin faltar la salsa a base de tomates.

Otro de los bocadillos que podría degustar son los mangos verdes aderezados con chile molido y limón y los típicos elotes asados que pueden acompañarse con queso y una mayonesa vegana.

Así que ser vegano en Guatemala no implica sacrificar ni la autenticidad ni el sabor de sus platos tradicionales, no tiene excusa en ser más saludable.